top of page

La caridad de Cristo insta a las hermanas a trabajar en red y ayudar a los vulnerables


Fotos cortesía de Hna. Hiwot

 

Por Hna. Hiwot


La Hna. Hiwot, que es Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl, Provincia de Etiopía y embajadora del Observatorio Mundial de las Mujeres (WWO), llamó a responder a su Lema: "La caridad de Cristo nos apremia". (2 Cor. 5:14)


Reflexionando sobre la llamada de nuestro Santo Padre:


"Oremos juntos para que las mujeres, todas las mujeres, sean respetadas, protegidas, valoradas. Agredir a una mujer y a una madre es hacérselo a Dios mismo, que tomó de una mujer, de una madre, la condición humana." (Papa Francisco, 8 de marzo de 2023)


Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl se fundaron en el siglo 17th en Francia y abrieron una misión en Etiopía en noviembre de 1927. Sirve a Dios en sus hijos e hijas a través de obras corporales y ministerios espirituales con opción preferencial por los que viven en la pobreza. Desde nuestra llegada al país, nuestras prioridades han sido defender la dignidad y los derechos de las mujeres, desarrollar su potencial y fortalecer su fe. La pastoral se lleva a cabo junto con otros servicios no discriminatorios o de cualquier tipo, donde la mayoría de los beneficiarios son mujeres y niños. Servimos con un enfoque de cambio sistémico y desarrollo integral para que las personas atendidas puedan desarrollar todo su potencial humano y conocer y amar a su Creador.


Nuestros trabajos/estrategias incluyen, entre otros, los siguientes:


1 - Capacitación mediante oportunidades de educación de buena calidad:


  • Con la convicción de que la educación es el mejor medio para erradicar la pobreza y luchar contra cualquier obstáculo que atente contra los derechos y la dignidad de todas las personas, pero especialmente de las mujeres y los niños, nuestras escuelas en distintas partes del país han estado formando orgullosas mujeres de fe, asertivas, responsables, productivas. Estas escuelas sientan unas bases sólidas para un futuro prometedor, exitoso y brillante para nuestras alumnas.


  • Formación de nivel universitario: Los institutos de educación y los centros de formación que gestionamos tienen como objetivo proporcionar a los alumnos, cuya mayoría son mujeres, conocimientos y habilidades que respondan al mercado laboral. Además de la capacitación formal, estos institutos también imparten educación de concienciación en distintos campos prioritarios, en los que los derechos humanos, la prevención de la violencia de género, la discriminación y las prácticas tradicionales nocivas son parte integral de nuestros esfuerzos.


2 - Capacitación socioeconómica:


Tanto en las zonas urbanas como en las rurales, nuestra Comunidad se esfuerza por garantizar la capacitación socioeconómica de las personas con pocos recursos, en su mayoría mujeres y niñas pobres, mediante planes diversificados destinados a la generación de ingresos. El objetivo principal es reducir la pobreza y las desigualdades de género, empoderando a los grupos vulnerables hacia un camino de estabilidad económica, produciendo resultados que resulten complementarios.


También fomentamos un espíritu de unidad, de diálogo y de comunidad solidaria entre los distintos grupos de mujeres y hombres de las diferentes aldeas. Uno de los medios que contribuyen a garantizarlo es la introducción de Comunidades de Ahorro y Préstamo Interno (Saving and Internal Lending Communities SILC), un tipo de mecanismo informal de microfinanciación que funciona para mujeres que viven en la pobreza, normalmente en zonas rurales. Esto favorece el desarrollo del capital social y el aspecto económico de las comunidades al poner en común los recursos de la propia comunidad. No sólo crea empoderamiento económico, sino también genera capital social. Aumenta la participación de las mujeres en el trabajo y también en la toma de decisiones. Las mujeres aprenden de la sabiduría de las demás.

 

3 - Caminar junto/con los marginados (sinodalidad en acción):


Nuestro Santo Padre dijo,


"Llevaremos en la mente y en el corazón los sufrimientos de los enfermos, de los pobres, de los descartados de este mundo; recordaremos a los “corderos inmolados” víctimas inocentes de las guerras, de las dictaduras, de las violencias cotidianas, de los abortos…". (S.S. el Papa Francisco, 31.03.2021)


En el espíritu de la Sinodalidad, en el Carisma de Nuestra Congregación, y en la misión del Observatorio Mundial de las Mujeres, dedicamos nuestro servicio de todo corazón a los necesitados con amor.

bottom of page