top of page

Del Rechazo a la Resiliencia: Programas Transformadores para Mujeres Vulnerables en el Centro del Buen Pastor

Actualizado: 19 ene

Foto: Noluthando Honono


En el corazón de Lesotho, las hermanas del Buen Pastor se erigen como faros de esperanza y apoyo para las mujeres vulnerables, ofreciendo un santuario para quienes han afrontado el abandono y el rechazo. En el corazón de su misión se encuentra un centro especializado que emplea un enfoque holístico para empoderar a las jóvenes que se encuentran solas y embarazadas después de haber sido abandonadas por sus novios durante la adolescencia. Sor Laurentina, embajadora del Observatorio Mundial de las Mujeres, comparte los detalles de la labor de las Hermanas del Buen Pastor.


En este centro que sirve de refugio, las jóvenes no solo reciben atención y apoyo, sino que también reciben una valiosa capacitación útil para la vida. Las hermanas son conscientes de la importancia de que sean autosuficientes y, como parte de su enfoque holístico, las ayudan a desarrollar habilidades en campos como la decoración, catering, costura y agricultura. Al hacerlo, pretenden empoderar a estas mujeres para que puedan reconstruir sus vidas con una nueva confianza e independencia.


Un aspecto significativo de su trabajo consiste en fomentar la compasión hacia las mujeres encarceladas. Se han programado días especiales para visitar a estas mujeres, proporcionándoles un sentido de conexión y comprensión durante sus momentos difíciles. Las hermanas del Buen Pastor reconocen la importancia de llegar a las personas en prisión, ofreciendo no solo atención física, sino también apoyo emocional para ayudar a estas mujeres a superar los desafíos a los que se enfrentan tras las rejas.


Además de su enfoque práctico, las hermanas del Buen Pastor participan fervientemente en la lucha contra la trata de seres humanos, donde las mujeres son, a menudo, víctimas. Reconociendo la frecuencia de este grave daño, las hermanas canalizan sus esfuerzos hacia la defensa de la justicia y trabajan incansablemente para combatir la trata de personas. Su compromiso con esta causa se deriva de una profunda comprensión de la vulnerabilidad de las mujeres en tales situaciones, y se esfuerzan por ser una voz a favor de las personas silenciadas. Esta es una parte esencial de la colaboración de las Hermanas del Buen Pastor con el Observatorio Mundial de la Mujer, cuyo objetivo es dar respuesta a las cuestiones de la violencia de género en África.


La misión de las hermanas del Buen Pastor en Lesotho va más allá de proporcionar socorro inmediato; trata de abordar las causas profundas de los problemas sociales que afectan desproporcionadamente a las mujeres. A través de su enfoque multifacético, se erigen como pilares de fortaleza, empoderando a las mujeres vulnerables y luchando contra la injusticia en todas sus formas. En un mundo donde la compasión y la defensa son esenciales, las hermanas del Buen Pastor, dentro de la red del Observatorio Mundial de Mujeres, se encuentran entre las que ejemplifican el poder transformador de la empatía y la acción dedicada.

bottom of page